Ciudad Isfahán

Isfahán. magnífica arquitectura en la más bella ciudad iraní. Nombraron a esta ciudad mitad del mundo por la cultura, historia y su obra maestra en...

Table of Contents

Isfahán. magnífica arquitectura en la más bella ciudad iraní.

Nombraron a esta ciudad mitad del mundo por la cultura, historia y su obra maestra en arquitectura.

Ubicada como una joya preciosa en el corazón de la provincia iraní ,  Isfahán  tiene mucho que ofrecer. Desde los opulentos palacios hasta los puentes históricos, cada rincón de la ciudad de Isfahán está lleno de grandeza y belleza. Únase a nosotros en Parsi Tours, su operador turístico iraní de confianza, en esta guía de viaje a Isfahán, acompañe nos en un viaje para explorar algunas de las atracciones más magníficas de Isfahán y otras ciudades de Irán 

La gloriosa palacio Ali Qapu en Isfahán

El Palacio Ali Qapu está ubicado en la plaza Naqsh-e Jahan, la atracción central de la provincia de Isfahán en Irán. Ali Qapu, con su gran fachada de seis pisos y 38 metros de altura, es una sinfonía de destreza arquitectónica. Esta obra maestra arquitectónica, fue construido por el rey Abbas I, a finales del siglo XVI. Una inspiración el esplendor de Safávida Isfahán. Ali Qapu” significa “Puerta Alta”. El nombre refleja la importancia de este tesoro nacional, que era una entrada destacada al complejo real y sirvió como puerta de entrada a la corte safávida. La fachada del palacio, adornada con caligrafía sofisticada, también, la Sala de Música se roba el protagonismo: una maravilla acústica diseñada para amplificar la música de forma natural sin la necesidad de tecnología moderna. Esta magnífica sala de música en su techo tiene formas de yeso enlucido especiales para mejorar acústica.

 

 

 

Ali Qapu Palace

palacio de Ali Qapu 

Esta artesanía distintiva, celebrada como uno de los mejores ejemplos del arte persa, se extiende hasta las paredes, creando una cautivadora danza de sombras. La interacción de la luz y el diseño en las paredes añade profundidad, mostrando la habilidad excepcional de los artesanos al crear esta combinación de estética visual e ingenio acústico.

Cuando visite el Palacio Ali Qapu en la ciudad de Isfahán, no olvide subir las escaleras y disfrutar de la terraza de la azotea del palacio con sus 18 columnas; Con vistas a la extensa plaza Naghsh-e Jahan, este imponente palacio tiene espléndidas vistas de la mezquita Sheikh Lotfollah y de todos los lugares emblemáticos de la plaza. Le recordará que este palacio fue testigo de la grandeza y la efervescencia cultural del imperio Safávida.

Chehel Sotoun: un palacio en Isfahán de cuarenta columnas

Una atracción importante de la ciudad de Isfahán, el Palacio Chehel Sotoun, vecino del Palacio Ali Qapu, se encuentra entre la plaza Naqsh-e Jahan y la calle Chahar Bagh. Junto al animado bazar, los puestos exhiben exquisitas artesanías. No se pierda el Museo de Artes Decorativas, que exhibe el arte de Isfahán de la era Safávida y Qajar a través de valiosas artesanías como telas estampadas, marquetería, esmaltes. Chehel Sotoun, que se traduce como “40 columnas”, fue construido por el rey Abbas II y se completó en 1647. A pesar de que se produjo un incendio devastador en 1706 y el palacio fue reconstruido. El patio, diseñado como pabellón para festividades, ahora sirve como museo. Al frente, veinte elegantes columnas de madera reciben a los visitantes. Se produce una deliciosa ilusión óptica cuando estas columnas se reflejan en la larga fuente, parecen duplicarse en número, lo que le valió al palacio su nombre. Dentro del palacio, el Gran Salón de Recepciones es un tesoro absoluto.

Chehel Sotoun Palace

Palacio de Chehel Sotoun

En las partes superiores de las paredes hay escenas sobre la vida de la corte y las batallas de la era Safávida. Una es la representación del rey Abbas, quien gentilmente ofrece un magnífico banquete real. Además, una de las pinturas más famosas representa la batalla de Chaldiran, un acontecimiento importante ocurrido en 1514.

Los jardines que rodean el palacio son un ejemplo perfecto de jardines persas. Dentro de este sitio declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, varios pinos, plátanos, álamos y olmos adornan el paisaje. La exuberante vegetación y el armonioso diseño del jardín contribuyen al atractivo general del palacio, ofreciendo a los visitantes una experiencia serena y cautivadora. Este Palacio no es sólo una obra maestra arquitectónica sino también un símbolo del rico patrimonio cultural de Irán, un lugar tan espléndido que debes verlo en tu visita a la provincia de Isfahán de Irán.

Hasht Behesht : El Palacio de los Ocho Paraísos en Isfahán

Junto al Chehel Sotoun, en un oasis escondido dentro de la ciudad de Isfahán, el Palacio Hasht Behesht espera ser descubierto. Este pabellón del siglo XVII fue encargado por Salomón I, el octavo gobernante del Imperio Safávida de Irán, y sirvió principalmente como un lugar para descansar en privado.

Igual que su nombre, Hasht Behesht está formado de ocho salas simétricas que rodean la sala central. El diseño octogonal del salón principal de Hasht Behesht es simbólico y representa la armonía y el equilibrio en la arquitectura persa.

Hasht Behesht Palace

Palacio de Hasht Behesht

Cada habitación es un paraíso, con una exquisita ornamentación que narra historias, la cultura y la mitología persas. Desafortunadamente, las cámaras interiores del pequeño Palacio Hasht Behesht han sufrido un deterioro significativo con el tiempo. Sin embargo, conserva fascinantes complejidades, en particular un espléndido techo de estalactitas adornado con intrincadas obras de arte. Los mismos intrincados motivos de yeso que se observan en los grandes salones del Palacio Ali Qapu se muestran en una escala más pequeña.

Más allá de su espléndido interior, Hasht Behesht está rodeado de jardines que recuerdan al paraíso descrito en la literatura persa. Estos jardines meticulosamente diseñados ofrecen un respiro fuera de la bulliciosa vida de la ciudad e invitan a los visitantes a disfrutar de la tranquilidad. El suave susurro de las hojas y la brisa fragante aumentan el deleite, lo que lo convierte en un destino apreciado por los turistas en la provincia de Isfahán en Irán.

Después de explorar los rincones ocultos del palacio y los intrincados detalles de las puertas de madera tallada, los elegantes nichos y los cautivadores nichos, tómate un momento para descansar y rejuvenecer en medio de sus verdes jardines y relajarte en la refrescante frescura del aire ambiental. Es intrigante observar que la escuela Ibn Sina de Isfahán, está convenientemente ubicado muy cerca de Hasht Behesht.

Los puentes históricos de Isfahán: Si-o-se-pol y Jaju en  la ciudad de Isfahán

Mientras visita la provincia de Isfahán en Irán, no se puede evitar quedar sorprendido por la belleza incomparable de los puentes de la ciudad. Con 11 puentes que cruzan elegantemente el río Zayandeh, los fascinantes puentes Si-o-se-pol y Jaju personifican la grandeza arquitectónica de la ciudad. Estos puentes, cada uno con su encanto y carácter único, no sólo sirven como conexiones esenciales entre diferentes partes de la ciudad, sino que también invitan a los viajeros a sumergirse en el rico patrimonio de la ciudad de Isfahán.

El notable Si-o-se-pol, o Puente de los Treinta y Tres Arcos, fue construido entre 1599 y 1602, bajo el reinado de Shah Abbas I, por un general llamado Allahverdi Khan. Esta obra maestra arquitectónica se extiende a lo largo de 298 metros y muestra una meticulosa arte arquitectónico. El diseño de dos niveles tiene propósitos prácticos y estéticos, con un nivel inferior que permite a los peatones cruzar, mientras que el nivel superior alguna vez albergó grandes ceremonias y festividades. Los treinta y tres arcos del puente crean una vista impresionante, reflejando el agua tranquila debajo. Esta vista deja una impresión duradera en todos los que la ven.

Khaju Bridge

Puente de Khaju

El puente Jaju, conocido como “El Puente de la Música”, fue construido por Shah Abbas II alrededor de 1650. Considerado por muchos como el puente más exquisito de la ciudad de Isfahán, demuestra la relación armónica entre el arte y la ingeniería. Su doble funcionamento como puente y presa muestra las ingeniosas técnicas de ingeniería empleadas durante la construcción.

El sonido rítmico del agua que fluye bajo sus arcos es muy melódico. El Puente Jaju se extiende más allá de su función arquitectónica y sirve como centro de interacción social y reuniones comunitarias.

Caminar a lo largo de estos puentes es muy agradable, especialmente durante las encantadoras horas del atardecer y las primeras horas de la noche. Durante este tiempo, la mayoría de los puentes del río Zayandeh, incluidos cinco con orígenes de la era Safávida, como Si-o-se-pol y el puente Jaju, están bellamente iluminados, lo que contribuye a la atmósfera mágica.

Catedral de Vank: un testimonio de la herencia armenia en la ciudad de Isfahán

La Catedral de Vank, oficialmente conocida como la Catedral del San Salvador, fue fundada en el siglo XVII entre 1648 y 1655 por inmigrantes armenios que huían de la persecución religiosa. El nombre de la catedral, “Vank”, se deriva de la palabra armenia que significa “monasterio”, lo que significa su papel como refugio espiritual para la comunidad armenia en la ciudad de Isfahán.

La arquitectura de la catedral de Vank es una cautivadora mezcla de influencias armenias y safávidas. El exterior muestra intrincados ladrillos y azulejos azules que reflejan los colores vivos del cielo iraní. Al entrar a la catedral, serás recibido por una impresionante variedad de adornaciones de las paredes y los techos.

Una característica destacada de la oferta del sitio es su museo; su colección incluye una oración inscrita en un solo mechón de cabello, una maravilla que sólo puede apreciarse bajo un microscopio. Otro tesoro único es uno de los libros de oraciones más pequeños del mundo. También hay un monumento fuera de la catedral, un recordatorio de los devastadores acontecimientos del genocidio armenio de 1915, que honra la memoria de las víctimas.

El barrio armenio de la provincia de Isfahán en Irán se llama el barrio Jolfa, establecido por el rey Abbas I, para albergar a los cristianos armenios con una población de más de 42.000 cristianos armenios en su apogeo. Hoy en día, en este barrio vive una comunidad cristiana menos poblada. Muchos visitantes se sienten atraídos por este lugar por la tarde, y algunos prefieren quedarse en Jolfa, saboreando el ambiente relativamente abierto del pueblo mientras disfrutan de compras o disfrutan de una deliciosa cena.

Conclusión

La provincia de Isfahán en Irán es uno de los lugares turísticos más encantadores. En el corazón de la provincia se encuentra la ciudad de Isfahán, una verdadera joya donde la historia y la belleza se entrelazan, y la tradición y la modernidad armonizan. Desde palacios hasta puentes e iglesias, la ciudad de Isfahán lo invita a embarcarse en un emocionante viaje a través del tiempo y la cultura, donde cada rincón guarda una historia esperando ser descubierta. para tener más información haga clic aquí.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Sign Up for Our Newsletters

Get notified of the best deals on our WordPress themes.

Related articles

Con sus diversos paisajes y su impresionante belleza natural, Irán ofrec...
Con 196 países e innumerables destinos interesantes en todo el mundo, ex...
Persépolis, también conocida como Takht-e Jamshid, es un tesoro históric...